Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2008

Ladrones.

Escribir es robar,
se roba tiempo,
espacio (especialmente esas novelas grotescas que tienen mas de setecientas paginas)
recursos (pobres nuestros árboles)
misticismo,
y si se desea publicar,
se estafa por dinero (siempre nos quieren vender algo que no sabemos que tiene adentro)
Escribir es vil,
sucio,
repugnante,
no hay peor pirata que el escritor,
individualista y corrupto,
siempre vendiendo su alma al mejor postor.
Y dentro de este grupo asqueroso, los poetas,
nada menos que mugre putrefacta,
casi diría: los innombrables.
Y los lectores?
Bueno, no quiero ni empezar con esos seres repugnantes que alimentan a las alimañas anteriormente mencionadas.

Eureka

Después de buscar por toda la casa. Después de mandar miles de e-mails o correos electrónicos, preguntando por su paradero. Después de preguntarle a varios extraños por la calle y haberme peleado con otros tantos, esto ultimo bastante innecesario, (especialmente con ese chico en silla de ruedas que tenia dificultades para hablar, como iba a saber yo que era eso y no que no me quería contestar, no debí de haberlo tirado al suelo, mucho menos haber roto su silla, fue un gran error, pido disculpas). Después de haber buscado en los lugares menos indicados (acá también tengo que pedir disculpas, ya que era bastante poco probable que se escondiera bajo las faldas de tan lindas y bien formadas señoritas, menos aun en las colegialas, pero bueno, es que ya las que están en ultimo año parecen de dieciocho, lo engañan a uno con todo ese maquillaje preadolescente.) Después de haber telefoneado a muchos para saber de su paradero. Después de llamar varias veces al servicio de emergencias para alert…