Placer Natural

Leo, en el que es probablemente mi libro preferido ("La moral de Epicuro" por Guyau) y me encuentro con esta maravilla: "En todas partes donde la naturaleza obra sin el calculo de la razón, no puede engañarse; donde no hay ningún razonamiento, no hay ningún error..." hermoso Guyau, como entendiste amigo la gran herencia de Epicuro.

La inmortalidad del cangrejo.

Cangrejo, la inmortalidad del cangrejo, miguel de unamuno, borges, playa, literatura, héctor baptista, vuelta de campana, roberto bolaño, momento

Un día, al atardecer, y siendo yo un chico, pero no un infante,y estando en la playa, me encontré por primera y única vez con la inmortalidad del cangrejo. Yo jugaba en la orilla, por la hora no se me permitía entrar en el mar, y mi madre y mi tía Mara charlaban en un tronco, un tronco traído por la marea , quién sabe de dónde. Hermosa luz de atardecer, mar impetuoso, nada de susurro o agua como pileta, mar fuerte, estruendoso, mar espumoso. Me acerco a las mujeres entroncadas y les pregunto, de qué hablan, mi madre responde, de la inmortalidad del cangrejo. Los cangrejos no son inmortales, así que obviamente me evadieron con una mentira, con un ardid popular, y yo pienso en esto, pienso en los escenarios hermosos, pienso en los lugares de fantasía, en las personas que uno quiere, y en la información, que se nos da, y más importante en la que se nos oculta. Pienso en los dos mundos, en el mundo que vivimos, de impresiones y sentidos, y pienso en el mundo que se nos arma, que nos es dado, esto, ese mundo, es la inmortalidad del cangrejo.


Inmortalidad del cangrejo

"El más profundo problema:
el de la inmortalidad
del cangrejo, que tiene alma,
Una almita de verdad...

Que si el cangrejo se muere
todo en su totalidad
con él nos morimos todos
por toda la eternidad"

Miguel de Unamuno

Estar borracho y vomitar arroz por la nariz.

La idea era tener una noche española. Entre Julio y yo haríamos la paella, compraríamos todo y nos encargaríamos de prepararla en casa. Ramón, Romina, Marcos, Nadia y Victoria se encargarían de traer la bebida; buen vino de borgoña, Whyski doce años y algún vino dulce para el postre. No escatimaríamos en gastos. Hacíamos esto por lo menos dos veces al año, gastar y comer como si nos sobrara el dinero, que tampoco nos faltaba. Victoria también se encargaría de traer un par de cigarros, cortesía del humidor de su padre. Estas noches se esperaban con ansia y le daban sentido a trabajos desagradables y privaciones extraordinarias.
Todos llegaron temprano, como a las siete, nosotros no habíamos empezado a hacer nada y no teníamos ganas de iniciar, de esta manera estiraríamos la velada hasta la madrugada. Habíamos conseguido películas de Alex de la Iglesia y nos sentamos a ver una hasta que los chicos casi nos ruegan de rodillas, o los golpes, que empezáramos a cocinar. Julio y yo somos estudiantes de gastronomía, por eso éramos los encargados de la cocina. Cuando empezamos a eso de las ocho y pico ya habían volado dos botellas del Borgoña. Dos cajas, seis botellas por caja, quedaban diez.
La paella es cuestión de tacto y paciencia, yo tenia tacto y Julio paciencia, habíamos decidido hacerla solamente de mar pese a las protestas de algunos, el toque especial y lo que en parte encareció la jornada fueron las vieiras, las compre en abundancia y sin duda le daban un toque especial a la comida. Estuvimos en la cocina por tres horas y dos botellas más, los chicos vieron otra película, Crimen Ferpecto, y se acabaron todo el salame y el queso de mi nevera. Ellos se tomaron tres botellas.
La comida fue estupenda, no habían parejas entre nosotros, aunque de apoco se veía que se querían formar, o por lo menos algunos queríamos. Siempre me había gustado Victoria, al único en el grupo gracias a Dios. Victoria tiene la piel blanca, los ojos marrón claro, el cabello castaño, ondulado casi en rizos, unas cejas gruesas que no se depila, labios finos, es callada y tiene una ternura natural que se desborda cada vez que contesta el teléfono, con suavidad, a veces lo agarra con las dos manos cuando habla, como ocultando un secreto. Esa noche nos miramos tanto, que hablar, hubiera sido estúpido, nos disfrutamos tanto en silencio que una palabra hubiera sido prepotente. Recuerdo que en la cocina, por unos segundos la bese.
Habíamos terminado de comer y nadie quería recoger, ella se ofreció a ayudarme y entre los dos levantamos la mesa. Victoria estaba poniendo los últimos platos en el fregadero y me acerque por detrás, hundí mi rostro en sus rulos, a la altura de su cuello y aspire aparatosamente. Yo ya estaba plenamente borracho. Sentí su piel erizarse y se volteo suavemente con la mirada en el suelo. Le tome el rostro por la barbilla, se lo alce levemente y la bese, mordisqueando con mis labios los suyos. Me correspondía, nuestro aliento caliente y mostoso se fundía en un campo de margaritas. Una estruendosa carcajada nos saco del trance, nos miramos y sonreímos, unimos nuestras frentes y la punta de nuestras narices se tocaban. Le di un gran abrazo y después baje mis manos y cariñosamente le pellizqué las nalgas con la mano completa. Ella me regalo una gran sonrisa y un mordisco en el cuello, con un ligero rugido. Nos unimos al grupo. Todo sin decir una sola palabra.
Empezamos a tomar whyski, solo tomábamos Marcos y yo, los otros se apegaban a un par de botellas de vino que quedaban y Nadia y Romina al café. Victoria tomaba vino, muy suavemente, agarraba la copa con las dos manos y se la llevaba a la boca con la mano derecha, daba pequeños sorbos. Pusimos otra película de Alex, esta vez La comunidad, y de apoco otros se unieron a la bebida de trigo, encendimos los cigarros y yo saque los Borrachuelos, nuevos para muchos, eran cortesía de mi madre para la velada. Divinos Borrachuelos llenos de almíbar.
Victoria me seguía mirando y yo a ella. Tenia que reprimir mi boca, ya que cada vez estaba más borracho y libre, pero tenia que contenerme si quería que todo siguiera siendo tan perfecto. Entonces pasó, me fui, era mi cuarto whyski, me di cuenta que no tenia control de nada, mis movimientos eran totalmente erráticos, mis pies fallaron al buscar la mesa, marcos dormía a mi lado y Ramón y Nadia se besaban, Victoria veía la película y de vez en cuando me echaba una mirada.
Me paré con mucho cuidado, tropecé con el sillón, escuche un par de bromas y llegue al baño. Vomite, todavía mis rodillas no habían llegado al suelo y un gran chorro de vomito salio expulsado de mi cuerpo, algunos granos de arroz llegaron a mi nariz. Me arrodille y otra oleada hizo de las suyas, más arroz por la nariz. Espere un minuto en el piso. Me sentí terriblemente mal por las vieiras, gracias al cielo habían sobrado unas pocas y mañana podría comerlas con gusto. Limpie el baño y me limpie lo mejor que pude, había pasta de dientes así que pude hacer algunas gárgaras. Cuando salí la película había terminado, los chicos charlaban en silencio y toda la sala estaba oscura. Me senté al lado de Victoria y apoye mi cabeza en sus rodillas me empezó a acariciar el pelo, con increíble ternura, en poco tiempo me quedé dormido.
Todavía estamos juntos.

¿Quién es el valiente?


En un pequeño ensayo, o confesión, o cuento verdadero, Roberto Bolaño habla de sus días como ladrón de libros, y habla en un momento de los libreros, y dice de la vez que un librero le preguntó si le recomendaría un libro a un condenado a muerte o si sabría que libro recomendar, mientras él salía de la librería el librero se lo gritaba, o decía, a mi me gusta imaginármelo gritando, "Quién es el gallito capaz de semejante hazaña?", refiriéndose por supuesto a recomendarle un libro a un condenado a muerte. Ni Roberto, en ese momento, ni el librero, sabían o se atrevían a recomendar. Yo sí sabría, sin ego y con soltura, sin dudas y con aprecio, le diría al condenado, "hombre a este mundo llegamos llorando, salga riendo, lea "La conjura de los necios".

Padres e hijos.

El hijo hereda los pecados del padre, no porque la gracia divina los transmita, sino porque al educarlo lo forma con sus carencias, le trasmite su valores y su manera de pensar y ver el mundo, y ahí están las faltas, los pecados, las frustraciones. En esto no hay religión, hay solo naturaleza. Dar y recibir conocimiento, transmitir con actitudes, generar queriendo o sin querer solo por estar en tu casa. Acá dejo un libro excelente que va más allá de los tiempos, que puede ver una generalidad en un animal que dejó el sonido para guardarse en el significado, el grito por la palabra.


Ver

     Hay que ver. Abrir la conciencia, nada más. Al abrir la conciencia tu situación toma perspectiva, esa perspectiva te ayuda a ver con más claridad, por supuesto cuanto más y mejor ves, mejor te puedes mover. En ver hay comparación, hay medida y hay belleza.
     Me levanto temprano, la temperatura es menos un grado y bajando, igual tengo que salir un poco, pagar, actuar, caminar y dejar la vida sedentaria. Voy bien abrigado, no tengo problemas de vestimenta, mientras camino me preocupa que solo puedo pagar una de cuatro facturas, la humedad del techo de mi casa, que cada vez es más grande y parece tomar vida y que mi ultima novela todavía no encuentra casa, igual disfruto caminar sobre la nieve y ver las calles vacías. Entro al correo, ahí pago, antes de salir, mientras me pongo los guantes, veo un póster que lee "Ayúdenos a encontrarlos", unas treinta fotos de niños entre uno y quince años perdidos completan la imagen. Se ve.
     Una ves más como tantas otras veces en el día, agradezco que soy el hombre con más suerte en el mundo, no por lo que tengo, sino por lo que puedo ver.

¿Será masoquismo?

A veces me pregunto esto; ¿Será masoquismo? Me paro doce horas en la plaza fría, tomando mate. La remuneración es mínima, casi ridícula. Libros van, libros vienen, la gente me ve y parece no entender, libros, un articulo tan viejo y manoseado, para muchos sigue siendo plutonio. Los que venden cds truchos hacen fácil diez veces más dinero que yo y trabajan la mitad del tiempo. Premios Novel, Cervantes, Casa de las Américas, Don Nadies y Olvidados, esperando a que se los lleven, pero que chance tiene Paola Kaufmann frente a la ultima película de Leonardo Di Caprio, ninguna, mi amiga me dice en 1920 se quejaban de lo mismo, yo le contesto, por lo menos seguimos existiendo. Y de mi parte, estar ahí, esperando y llevando ese bolso (de cuarenta kilos) de acá para allá, ¿qué será? ¿Será vagancia? ¿será una apología a la inutilidad? Es que nadie lee en esta ciudad... Tal vez, quién sabe, sea masoquismo.

Books

Can I make a list of the books I’ve read
Should I?
Would I remember them all?
Is the number important?
Or are the titles?
Is this list final?
Books and words,
Timeless time
Space less space
Infinite
I’m in the business of all and nothing
A drop
A spot
A silent cryfor help.

.

"La literatura se parece mucho a las peleas de los samuráis, pero un samurái no pelea contra un samurái: pelea contra un monstruo. Generalmente sabe, además, que va a ser derrotado. Tener el valor, sabiendo previamente que vas a ser derrotado, y salir a pelear: eso es la literatura"
Roberto Bolaño

Conversaciones que vale la pena olvidar.

toto says:
Putin! hola amigo! que tal tu día? hoy no voy a trabajar, esta nublado...
j says:
ey! como estas? yo bien, gracias
como esta todo por alla?!
toto says:
ya dije...NU-BLA-DO! y bien pq no voy a trabajar.... si tengo que repetir todo dos veces...
j says:
fuck off
toto says:
ah
j says:
perdon amigo, perdon por tratarte asi
toto says:
bueno... si sigues asi te voy a pedir que seas mi amigo en facebook
j says:
ah
todo menos eso
toto says:
pasame el juego
como esté
quiero jugar un pelin
j says:
http://heavyboat.com/ (Banned)
toto says:
habla muy mal de nodo el hecho de que empezaste a leerlo y no seguiste... en mi proximo libro voy a poner cada dos frases "en la proxima pag hay tetas"
j says:
a full
justamente ayer estuve leyendo
voy por la pag 20 del primer doc
convengamos en q no es fácil leer una novela de 20000 pags en word
toto says:
sep
(viste que cool, quería decir "si" pero como en lenguaje "slang" uno dice "sep" hace3 como un ruido parecido a si con p al final, le cambie, la "i" por la"e" y agregue la "p" anteriormente mencionada, representando de esa manera el "si" de la calle o "juvenil" de estos dias....
)
acá hay más información http://es.wikipedia.org/wiki/Slang
j says:
interesante
toto says:
sep
(lo notaste!!!! lo hice de nuevo)
(es increible, no pierde validez. Por eso es importante moverse con la juventud, conocer sus modos y maneras, estoy seguro que al ver "sep" y no "si", tu inconciente me respeta de otra manera, paso a ser una especie de escritor "ultra cool" un conocedor, algo asi como un Nietzsche en patineta) aqui te va otra....
q tal los juegos de ordenador? broda?....
j says:
broda?
de que estas hablando willis?
(como verás, manejo la modernidad escrito con mas estilo y soltura que vos)
(eso es una muestra de "retro-slang"
consiste en utilizar frases de series o comerciales de décadas anteriores, preferentemente 80's 90')
(la clave esta en introducir la frase en la conversación sin hacer alusion a la referencia retro, de este modo no solo es el emisor quien se enaltece con el logro, sino el receptor que, al captar la referencia, establece un lazo de intimidad con su interlocutor)
toto says:
A otra cosa mariposa, este tema esta gastado, enterrado y olvidado, yes man...

Sabiduría.

Dios: Te concedo un deseo, qué prefieres, riquezas o sabiduría?
Hombre: Sabiduría, por supuesto, Dios todo poderoso.
Dios: Concedido. Cómo te sientes?
Hombre: Como un boludo, tendría que haber elegido la guita.

Filosofia Momento

Lo que no mata engorda, lo que no te enferma sabe mal, y lo que te gusta es inmoral, asi que no dañes queriendo y no vivas pidiendo y sobre todo Disfruta mientras el cuerpo siga pudiendo.

Difícil

Vamos señores, no es tan malditamente complicado de entender, o es un secreto, no está escondido o vetado para todos, es simple, está ahí, saque todo lo que está arriba, sacúdale el polvo, vea detrás del ruido, no se distraiga con permisos y disculpas, véalo ahí, y dice goza y haz gozar, sin lastimarte a ti o a otros, simple.

Sí , ya sé, gracias.

Sol
otoño
concurso de pintura al aire libre
1,2,3,4,5,6 pintores a simple vista
mi mesa con libros
las mesas de mis compañeros
sopor de siesta
la ultima novela de Bolaño y poesia de Pavese
me estoy por prender un cigarro
tengo mujer
estoy comido
no tengo frio y no hace calor
soy Dios.

Motos y un discapacitado

Me voy a comprar madera, me voy en moto, llevo una mochila grande confiado de que las amables personas de la mega tienda me la van a cortar (la madera por supuesto). Sin problemas encuentro lo que busco, pregunto si me la pueden cortar, por supuesto me dicen, mañana, si no lo puede hacer usted mismo, cuando salga en atención al cliente hay una mesa con herramientas. Pago y me dirijo a atención al cliente, la herramienta es un serrucho roto amarrado a quince centímetros de una mesa de plástico que se tambalea. No me cambian la madera por dinero, me dan crédito. Momento complicado, cargo el casco, la mochila gigante, dos tablas de madera de ochenta centímetros de largo y dos varas de madera de uno sesenta. Me paro con todo esto frente a la moto, el panorama no es prometedor. Mi moto no tiene portaequipaje. Pruebo igual. Me siento, mi moto tiene embrague así que necesito ambas manos para manejarla. Pruebo de salir. Es un accidente seguro. No lo puedo solucionar solo. Llamó a Tato, lo despierto de la siesta, dice que llega en unos minutos. Mientras espero, lo increíble. De lejos veo que se acerca un hombre en un carrito eléctrico para discapacitados. Se detiene en la moto que está detrás de la mía, se baja del carrito cojeando, baja de la parte de atrás una caja (más o menos un metro treinta de largo por unos veinte de lado y lado) que tiene un gazebo, lo amarra a un costado de la moto, saca las muletas del carrito y las amarra del otro lado de la moto, todo con alambre y unas cuerdas muy precarias y cojeando. Se monta en la moto y se va. Me siento por lejos el hombre más inútil del mundo, si el puede, yo también, intento una vez más, desastre, amarro todo con un pedazo de cuerda, como puedo arranco, en menos de tres metros todo se me cae estrepitosamente, rayo la moto con una de las maderas, otra se cae al suelo y se me clava en el pecho. Espero a Tato, llega rápido con el auto, carga las cosas y me dice que me espera en la casa. Me pregunto quién es el discapacitado.

Suero para mi.

Estoy en la calle, en el piso mis libros, puesta mi remera de “No a la minería contaminante”, y mi mameluco naranja, molesto a todo el que puedo, tengo que vender libros, Filosofía Momento sale por cinco p, Suero esta en promo a veinte y te regalo Filo, una ganga, ya tarde a la noche, después de unas seis horas, me siento a descansar un rato, se acerca una pareja con su hija, toman un libro les pregunto si les gusta leer e intento la venta, la chica dice que si y empieza a leer Suero, termina el primer párrafo y se ríe, lo lee en voz alta, “Comisaría 30, Chacras de Coria, Lujan de Cuyo, Mendoza. En la celda inferior esperan sentados en el suelo, agradablemente fresco después de un caluroso día de verano, un estado unidense un peruano y un español. Están presos por violar la ley 14.346, articulo 3, sección 8 del código penal argentino. El Peruano acaricia algo en su bolsillo.” el hombre también ríe, la mujer me pregunta cuantas veces estuve adentro, nunca le digo, yo estuve ahí tres veces contesta, el hombre me pregunta que cuantas veces estuve preso, le digo que ninguna, él me dice que él mucho más de tres, veo sus tatuajes, no tienen la calidad de los míos hechos en un Shopping, la mujer dice que ella escribe, por el momento lo más lindo que ha hecho fueron unos “versos” cuando nació su hija. No les alcanza para comprarme un libro, se los regalo, pensando, que buenos escritores serian todos los que no escriben, que diferencia tan grande entre el que cuenta y el que inventa.

Vivos

Tenía mis sospechas, y si dudaba era por lo descabellado de la teoría, pero ya se han despejado mis dudas. Los libros son organismos vivos, principalmente, porque tienen la capacidad de reproducirse.
Un par de días atrás me dio por organizar mis bibliotecas, cambiar el criterio de orden y revisar libros por leer, así que los puse todos en una mesa, una gran pila de libros, bastante erótico si me preguntan a mí. Tardé tres días en organizar todo de vuelta, pero para mi sorpresa, los libros no entran. Así es, no me alcanza el espacio, necesito por lo menos un estante más. Única explicación posible, los libros se han reproducido. Ya que la física es bastante clara en sus leyes, y si cuatro entraban en un espacio, no importa que alteres el orden de cuatro, obviamente siempre en vertical y lomo afuera, igual tienen que entrar en el mismo espacio, la explicación es que esos cuatro ahora son más. Me imagino que en esa orgia sobre la mesa pasó mucho, se habrán encontrado parejas que generalmente no se veían por el orden impuesto, como Foucault con Pizarnik por ejemplo, o Jelinek con Wittgenstein que debido a sus antecedentes austriacos seguro algo estuvieron haciendo en alemán, creo que de esta unió surgió “Cerca” de Daniel Krupa. Otras posibles liaisons son la de “El mal de montano” de Villa Matas con “Sonata a kreutzer” de Moore que han dejado “Bonsái” de Zambra, “Pájaros de Playa” de Sarduy y “los cuatro elementos” de Feiling, nos dieron “Era el cielo” de Bizzio y creo que “La hora de la estrella” de Lispector está embarazada de “La potencia de existir” de Onfray, ya que le veo más paginas.
Me tranquiliza pensar que hay una manera de salvar los árboles y cerrar las papeleras.

Fragmento del poema "El Absoluto".

Ineludible continuidad que determina manera, modo y condiciones de iniciación. Las garantías de éxito y derrota están dadas sólo por el adiestramiento (creador de barreras) mental, y las limitaciones, son las impuestas por dicha instrucción. La libertad es una elección, la capacidad de decir no. La responsabilidad, la culpa y la deuda, cargas de la cultura. Tras el telón de textos, religiones, tradiciones y estereotipos, están las personas, que se levante y empiece la función.

Tiburón.

Muy buena película. Hay que verla. Me gustaría resumirla, pero está tan bien hecha, con tan buen tiempo y la historia cierra de manera tan prolija, que no me atrevo.

http://www.sharkwater.com/

Vacío.

Leo a Dostoievsky, a Tolstoi, a Gogol, y a Turgueniev, pero no es suficiente, con placer agarro los libros de Bolaño, de Villa-Matas, de Masoliver Rodenas, de Cercas, y de Porta pero no me alcanza, me sumerjo en Joyce, en Beckett, en Wilde, y en Shakespeare, pero no, no es suficiente, me deleito con Arenas, Sarduy, Lima, Cabrera Infante y Diego, pero me quedo corto, me acompañan Hemingway, Eggers, Bukowski y Whitman, me balacean Murakami, Oé, Ogai, Mishima y Soseki, también Calveyra, Bustos, Camus, Saramago, Sa-Carneiro, Sartre, Suskind, tantos, todos, miles, a todos agradecido y en todos embarrado, pero no es suficiente.
Ahora, escribo dos líneas, y estoy satisfecho.

Nueva especie.

En mi casa parece que las moscas y los zancudos se han apareado y de esta manera han creado una nuevo tipo de insecto. Estos zancucas o moscudos, tienen el tamaño de una mosca chica, son alargados, tienen las patas largas, y son cabezones. Yo no soy ningún experto en insectología o zoología, la verdad en ninguna gia, pero estoy seguro que estos bichos son nuevos y que se concibieron en mi casa. Unos días atrás vi a una mosca y a un zancudo volando en plan amistoso, casi sexual se podría decir, he visto moscas en esta secuencia, golpeándose, como retozando, para después aterrizar en una mesa y montarse una sobre la otra. Así que hay estaban estos dos insectos, en ese jueguito pre-coital, no los pude ver consumar porque aterrizaron en el estante más alto de mi biblioteca, me imagino que querían privacidad, pero algo me dice que ahí empezó todo. Estos moncudos o zancoscas se acercan como una mosca y pican como un zancudo, y su zumbido es inusualmente alto, son molestos, pero no los quiero matar, tengo miedo de terminar con una especie.

Dios

Se te aparece Dios (En la forma y tamaño que quieras, la que funcione para que creas que es Dios) y te dice, que matar a un insecto es igual que matar a un ser humano. Qué haces? Dejas de matar insectos, o empiezas a matar humanos.

Fragmento de "Cobarde".

Este es un fragmento de una novela que se llama "Cobarde". Se llama o se llamaba, no sé, la dejé inconclusa. La dejé sin terminar ...