¿Será masoquismo?

A veces me pregunto esto; ¿Será masoquismo? Me paro doce horas en la plaza fría, tomando mate. La remuneración es mínima, casi ridícula. Libros van, libros vienen, la gente me ve y parece no entender, libros, un articulo tan viejo y manoseado, para muchos sigue siendo plutonio. Los que venden cds truchos hacen fácil diez veces más dinero que yo y trabajan la mitad del tiempo. Premios Novel, Cervantes, Casa de las Américas, Don Nadies y Olvidados, esperando a que se los lleven, pero que chance tiene Paola Kaufmann frente a la ultima película de Leonardo Di Caprio, ninguna, mi amiga me dice en 1920 se quejaban de lo mismo, yo le contesto, por lo menos seguimos existiendo. Y de mi parte, estar ahí, esperando y llevando ese bolso (de cuarenta kilos) de acá para allá, ¿qué será? ¿Será vagancia? ¿será una apología a la inutilidad? Es que nadie lee en esta ciudad... Tal vez, quién sabe, sea masoquismo.

No hay comentarios:

Fragmento de "Cobarde".

Este es un fragmento de una novela que se llama "Cobarde". Se llama o se llamaba, no sé, la dejé inconclusa. La dejé sin terminar ...