Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2011

1-0

y eran las diez de la noche, y yo digo bueno, veo el partido, por cuantos goles podemos perder, y veo el partido y es en Puerto la Cruz, en Anzoátegui dónde yo iba a la playa, dónde yo jugaba con Manuel Alejandro y Richard, dónde me quemaba tanto que tenía que meterme a la playa con franela, dónde comíamos guacucos, y yo veía el partido y tomaba fernet y me fumaba un cigarro, y el edificio vació, eso me pasa por vivir en Mendoza en una cuadra donde no vive nadie, y todo vacío, realmente, literalmente, nadie, y yo viendo el partido y diciendo, los muchachos no juegan tan mal, los muchachos no están haciendo el ridículo, al parecer no están todos borrachos, y el juego que sigue, y de repente las cosas se pusieron raras, el vacío fue mas vacío, el espacio mas espacio, todo se agrandó y se contrajo al mismo tiempo, y si, gol.
gol
gol
y yo que me paro y grito, y salto y salgo al pasillo y el edificio vacío, y la calle vacía, y Mendoza llena pero allá lejos, y yo gol a todo pulmón, subiend…

Mea culpa.

Perdón. Perdón por todas las veces que te injurié. Perdón por las veces que dije que no eras el más grande. Perdón por dudar de tus laverintos y tus esquinas. Perdón por no arrodillarme ante tu obra, y perdón por cada vez que no valoré uno de tus libros en mi humilde mesa, en la humilde feria, en la humilde ciudad,en la que vendo libros. Perdón Jorge Luis.

El Mar.

Antes que el sueño ( o el terror) tejiera
mitologías y cosmogonías,
antes que el tiempo se acuñara en días,
el mar, el siempre mar, ya estaba y era.
¿Quién es el mar? ¿quien es aquel violento
y antiguo ser que roe los pilares
de la tierra y es uno y muchos mares
y abismo y resplando y azar y viento?
Quien lo mira lo ve por vez primera,
siempre. Con el asombro que las cosas
elementales dejan, las hermosas
tardes, la lua, el fuego de una hoguera.
¿Quién es el mar, quién soy? Lo sabré el día
ulterior que sucede a la agonía.

J.L.B.