Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2014

Rogain.

- María has notado que Ernesto tiene más pelo. - Qué Ernesto? - El jardinero. - Qué? - Si, Ernesto el jardinero, me parece que tiene más pelo, menos entradas. - Y? - Cómo Y? el está saliendo con Julia, y bueno, me parece que lo quiere ver bien, más guapo, así que bueno, a mi me está faltando el Rogain. - Qué? - Si me está faltando el Rogain.  - Me estas diciendo que la mujer que limpia y el jardinero te robaron el Rogain? - No todo, pero yo he visto que ha bajado un poco. - Eres un imbécil. - Pero para, no soy yo el que está en juicio, tiene o no más pelo? - Qué se yo? qué importa.  - Es caro. - Ya sé que es caro. Duérmete hazme el favor. - No te preocupa? - Duérmete. - . - .
- Me están robando el Rogain.

Los Milagros de Mandelbaum.

Los tres milagros de Mandelbaum fueron los siguientes:
1) Fumar el mismo cigarrillo durante 27 horas. Mandelbaum se armó un cigarrillo de tabaco negro  lo fumó durante 27 horas mientras charlaba con diferentes grupos sobre la influencia de la religión en el logos.  El cigarrillo nunca se apagó.
2) Exprimir dos litros de jugo de media naranja. Testigos confirman que Mandelbaum se estaba haciendo un jugo con un exprimidor manual, y mientras exprimía media naranja sobre una jarra sus ojos se pusieron en blanco y empezó a balbucear palabras inentendibles, había entrado en trance, dicen que le duró unos tres minutos, cuando salió del mismo la jarra estaba llena de jugo, dos litros.

3) Cargar una piedra de 135 kilos. Durante la construcción de la casa de piedra en la montaña, el grupo se dividió para ir a buscar piedras, Mandelbaum apareció cargando, sin esfuerzo una piedra de 135 kilos, y la posó en la esquina de la casa, dónde todavía está, el resto de las piedras que trajo eran de má…

- De qué quieres hablar?

- De los años posteriores al accidente, tengo entendido que estuvo en rehabilitación un tiempo. No sabemos mucho de esa época, es un espacio en blanco. - Yo tampoco recuerdo mucho. Me parece que ese fue el tiempo en el que volví a vivir con mis padres. - Alguna victima esos años. - Victima? Hay victimas todos los años, en todas partes. - Asesinó a alguien durante esos años? - No. Ya lo dije, el primero fue el primero, punto. - Qué recuerda de esos años? - Ya le dije que no recuerdo mucho. Recuerdo una cosa, que recordé por primera vez mientras asesinaba a la mujer del viejo Rosas yo - Su tercera victima. - Tienes una desagradable costumbre de interrumpir, raro, porque se supone que me quieres escuchar, como todo profesional resulta que eres un mediocre en la práctica. - Disculpe, continúe. - Bueno, recuerdo que estaba entrando tarde a mi casa, había salido a caminar por el barrio, la ventana de mis viejos daba al pasillo de entrada, y era de madrugada, yo estaba entrando y l…

Ayer me fumé un porro con Vargas LLosa.

Resulta que voy caminando por la playa a eso de las cuatro o cinco, a la tardecita, el día estaba caliente, el cielo estaba algo nublado, así que el sol no molestaba, y veo a un señor gordito, en tanga negra, caminar hacia mi, a medida que se acercaba se me iba haciendo conocido, cuando estoy por cruzármelo lo reconozco, me sorprendo y me sale con sorpresa, “coño tu eres Vargas Llosa” el hombre contestó que si con una sonrisa, le pregunto, “qué hace por estos lados señor, tiene casa por acá o está de vacaciones”, el  contesta, “Vacaciones, y un poco de trabajo, estoy terminando una novela”. A mi no me gusta mucho lo que él escribe, pero quién soy yo para criticar, él se queda ahí parado como esperando conversación y yo, si, por que no, también tengo ganas de charlar, sobre el Nobel, el mundo editorial, el mercado, a si que le pregunto, “Sr. Vargas Llosa, armamos uno?”, y ni lento ni perezoso me dice, “claro que si”. Estábamos justo a mitad de camino entre la placita del hotel, l…