Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2015

Huckleberry Finn y un cerco verde.

(Cuento)
Blanco. Estoy casi seguro. Si, Huck Finn pintaba la cerca de blanco. No terminó, claro que no terminó, de eso va el libro no, o sí. Pintaba porque lo habían castigado, un regaño era, no, si, tengo que leer el libro de nuevo. Yo estoy pintando en verde, que no es blanco, pero bueno, estoy pintando muy mal, pero no importa, o si importa, pero no tanto como para que me digan nada, creo que se conforman con que esté mal pintado, está tan feo esto, no es feo, es desprolijo, pero eso es feo, con unificarlo con este color es una gran mejora, la pintura arregla todo. Estaba Huck al sol, si, claro que sí, de ahí al río, yo me podría ir al mar, me voy a ir al mar, claro que Huck era un niño y yo soy un hombre, un hombre pintando una cerca, de verde, mal pintada. Que hermoso día, tan lindo que no me importa estar acá, igual se está bien acá, te tratan bien, agua de botella cada vez que pides, te dan fruta, había queso esta mañana, no están encima de uno, podría hacerlo mejor, pero no q…

El Hombre.

(Cuento)

    Mira la verdad es que siempre me enredo, quiero contar una historia simple, y siempre me termina pareciendo tonta y poco intelectual y la termino enrollando sin ningún sentido así que déjame que te cuenta esta así no más, y si sale mal sale mal y tu no me dices nada. La historia, es la siguiente, es la de un hombre que se va a vivir a la playa. Nada más. No hay gran intriga, es un hombre que larga todo al carajo y se muda a un pueblito de playa, y no es todo color de rosa, el tipo la pasa mal, tiene que trabajar en cosas que no le gustan, se cruza con gente que le hace daño, igual que a cualquiera, pero le pasa en un pueblito de playa, el pueblito de playa que el eligió, y eso la hace a mi parecer una historia interesante, no hay grandes conflictos, ni grandes desenlaces, nada extrema, pero es bonita, y es fácil.      El hombre este vivía en una ciudad, una ciudad grande, trabajaba en una oficina en un edificio de veinte pisos, el trabajaba en el cuarto, en la pla…

Abel Cienfuegos.

Todo el mundo escucha la campana. El que dice que no escucha la campana, miente, y todos sabemos cuando alguien miente. Por eso nadie quería pelear con Abel Cienfuegos. Gran boxeador Abel, pegada firme, ágil de pies, buena defensa, pero nadie quería pelear con él , conseguirle peleas era difícil, y lo fans lo abucheaban siempre, porque Abel, siempre, en todas las peleas, metía un golpe después de la campana. Que en el boxeo como en cualquier cosa lo mental es tan importante como lo físico y saber golpear la cabeza es tan importante como saber golpear el cuerpo, pero el juego psicológico es una cosa, y el golpe bajo es otra. Hay varios de esos que recurren al golpe bajo, tan fácil como certero, tan implacable, pero al mismo tiempo tan ratero y destructor, se requiere un tipo de ser humano muy especial para utilizarlo, generalmente son aquellos que pierden de vista la distancia, que no comprenden el juego por afuera del juego, que no entienden que después de la pelea la vida continua, …

Muerte.

No es ni miedo ni respeto ni tristeza
es la misma punzada infernal que me golpea detrás de la cabeza es esa voz MI ! misma voz que empuja y empuja y empuja y empuja y empuja y empuja y empuja y empuja empuja empuja empuja empuja y empuja empuja y golpea y no deja de golpear de insistir de molestar en todos sus mensajes y tras todas sus ideas el mismo y único sentido de su de mi de esa parte del ser de MI ser (busca, hay más, y más, crees que estás esperando, pero no) la iluminación es para los iluminados la desidia es para los iluminados la paciencia la plenitud todo para los iluminados en la oscuridad dos opciones aceptar la putrefacción que invade a todo lo que se detiene o aceptar el golpeteo y buscar el movimiento pero a v e c e s el golpe que da que doy es tan incesante tan incisivo tan brutal y molesto que empuja y empuja y sigue empujando lastima entonces el v   é     r       t         i          g             o
hasta el más tenaz …

Amor sin hijos.

1. "Te cambia la vida", "Te da mucha fuerza", "Ves todo de otra manera". Frases utilizadas para describir la experiencia de tener hijos, que también se usan cuando se tiene una enfermedad terminal, o cuando te vuelves millonario. No todo lo que te determina y modifica tus decisiones es necesariamente bueno, es simplemente eso, algo que te determina y modifica tu visión y tu percepción de la realidad.
2. Como todo lo real tener hijos tiene cosas buenas y malas, pero por qué existe un énfasis tan grande en unir a los niños con la felicidad. Nuestro concepto de felicidad es aprendido. Todo lo que se me ha enseñado ha sido por un fin.
3. El sistema es el que me enseña. La principal tarea de un sistema es perpetuarse a si mismo. La vida del hombre, consumidor, es finita, obviamente se necesitan más hombres para seguir consumiendo. ¿Existe la sobre población para el sistema? por supuesto que no, al dueño del negocio poco le importa quedarse sin mercadería, su p…

Romper.

Despacio. Ahora caminar es lo suyo. Otros fueron los tiempos de la efectividad. Ahora camina. Tiene que pagar las cuentas y se va por la playa, con el perro, que va saltando y persiguiendo las gaviotas, un perro grande y peludo, y negro. El perro está todo sucio, a él le encanta. Él también está muy sucio, antes estaba limpio, muy limpio, su mujer le lavaba y planchaba la ropa, y cambiaba las sábanas de la cama y lavaba los platos. Y ahora extraña a su mujer pero no extraña lo limpio. Lo limpio no le importa, pero si extraña a su mujer. Va caminando, ya no tiene tiempo para ser delgado, pero si ha bajado de peso. Se está cocinando, cosas simples, compra milanesas hechas, o bifes de carne, se hace salsas para comer con fideos, ha hecho dos guisos, los dos de lentejas, y le han salido bastante bien. Dejó las gaseosas y la cerveza, toma vino. Sigue caminando. Le preocupa un poco su hijo, no su hija, su hija es fuerte y es mujer, pero su hijo es débil y es hombre, le preocupa que finalme…

Vickvaporub

- El vickvaporub me recuerda a mi casa, a mi cama cuando era pequeño, a la seguridad de mi hogar.
- Por eso te lo comes?
- No, me lo como porque estoy loco.

Pienso en mi.

No son dos los que hablan, soy yo que me digo, y soy yo quién acepta. Cómo puede ser esto. Cual es el desdoblamiento macabro que ocurre dentro mío. Cómo hay dos en el lugar en el que solo puede haber uno. Son todos dos, cómo serán los otros. Sé que hay dos, no sé quién de los dos es quién, y peor aún, no sé cual de los dos soy yo. Esta batalla es horrible, y solo recientemente pude encontrar manera de identificar uno de mis yo, y es que uno es ofensivo y productivo, el otro yo sufre esto, y así reconozco uno del otro, porque lo reconozco en el sufrimiento, la característica productiva de mi yo ofensivo no le permite la reflexión, por lo tanto no hay sentimientos. Lo que ocurre es que ese yo, el productivo, con el aliento adecuado por parte de la realidad, baja la guardia, y ahí en la falta de productividad se encuentra en control el yo reflexivo que detiene por completo al yo activo, porque su carácter estacionario no le permite generar nada, pero en la reflexión se recuerda de las c…

Tres tiros en la cabeza.

No quisiera con esta historia violenta asustar a mis muy apreciados clientes, pero se me hace muy difícil no contar la historia de Leónidas y sus tres tiros en la cabeza. Bien sé que los compradores de libros son comunes, pero los enfermos de los libros no lo son, que ya cuando alguien se para en la mesa y sabe mucho más del común te enfrentas a un especialista de algún tipo, y ya cuando se ve que alguien conoce mucho más pero no se jacta de mostrarlo, estás frente a un enfermo de los libros. Acá hablo de enfermedad no como la condición que daña al prójimo con respecto a una salud, sino como algo que lo encierra en una salud sin dejarlo ver el resto. Visiones sobre la salud y la enfermedad hay muchas, mejor no entrar en ese tema. Leónidas era un conocido maleante de la zona, se le atribuían cuatro muertos, dos justificados. Su muerte a nadie sorprendió, y los sospechosos del común son dos o tres. Tres tiros le dieron y lo echaron en una zanja del monte, cerca de la ruta. Rumores y po…

La Muchacha y su bicicleta.

La Muchacha salió de su casa en bicicleta. Agarró por el camino de tierra hacia el almacén para ir a comprar un par de chorizos. Hoy hacía refrito de garbanzos. Su perro la miró desde la tranquera, ella lo dejó encerrado, no quería que la siguieran, no quería ir con nadie, quería ir sola con su bicicleta. El vestido de flores ondulando suelto, a veces el viento se lo levanta y se le ven los muslos, fuertes y regordetes, también lleva el pelo suelto y el viento ahí también hace de las suyas entre los rulos. Sola. El sol le empieza a calentar la cabeza, el cuello genera una ligera transpiración. Que lindo es salir sola. Le encanta salir sola en su bicicleta, y entonces piensa, "es muy lindo estar sola y pasear en mi bicicleta, mira que bici me compré, está hermosa y es tan nueva y tan cómoda, y me la compré yo, con mi dinero, con mi trabajo, quiero andar más, quiero ir un poco más lejos, que cerca que está este almacén".  La muchacha llegó a la costanera, vio la espuma de las…

Horus el Visionario.

Yo vivo de la confusión. Todo el mundo está equivocado, y eso es lucrativo. Las personas viven tan dentro de la confusión, que de la única manera que se les puede llegar, es engañándolas. Por supuesto es dura la tarea de aquel que tiene que revelar la verdad, ya que su mejor herramienta, es la mentira, paradójico y frustrante. Son muchos los héroes que necesitan encubrir su hacer para desarrollar su talento, pero de todos los que conozco, el más extraordinario es Horus el Visionario. Yo tengo una tienda de disfraces, y la mayoría de mis clientes no vienen a buscar diversión, vienen a buscar implementos de trabajo.      Si, claro está que Halloween cierra los números del año, pero es el día a día del trabajo común del engaño lo que mantiene el negocio a flote. Los conozco a todos, falsos policías, bomberos, maestras, delincuentes, vagabundos, muchas veces vivos y triquiñuelos, pero otras tantas, personas que pueden ver otra verdad y se ven condenadas a la mentira. Cómo dije ant…

El Águila.

- Y El Águila? - El Águila de la costa vive en conflicto; su instinto de sol y distancia, le hace ver el mar como un reto, pero su sabiduría milimétrica le impide emprender una batalla que sabe perdida. El Águila de la montaña vive centrada y en balance; su condición le permite acceder a cualquier distancia propuesta.

Amar a una mujer.

Mira, yo te digo cómo es para mí, pero no quiero huevadas, y no quiero que me juzgues. Primero que todo amor no como una figura platónica, indefinible y abstracta. Amor como un paso más de querer, cómo una mezcla entre deseo y enfermedad, justo en el medio, y sin futuro. Amor como la capacidad de un ser humano de olvidarse que está presente y enfocarse en el otro. Amar así a una mujer desnuda, mejor aún, amar así a una mujer con ropa y desvestirla, y estando amándola tanto, que ella siente que ya no hay otro, que está ella y nadie más, entonces se deja, porque los otros en tu cuerpo son una molestia, pero otro que no es otro sino el espejo de tu deseo es otra cosa, así que se deja, se deja que le agarres las nalgas por sobre el pantalón, que le aprietes los senos, que la muerdas dónde hay piel, no es una cuestión de fuerza, es una cuestión de firmeza. Muestra que puedes con ella, no que la puedes dominar, sino que la puedes contener, si haces eso se deja que le saques todo, pero la d…

Samuel Schuberstein y Johann Sebastian Bach.

Samuel Schuberstein era un fanático irremediable de la obra de Johann Sebastian Bach. Cuando lo mencionaba en reuniones sociales, sus ojos mostraban una alegría inconmensurable que sus conocidos celebraban, porque por supuesto, era contagiosa. El conocido minimalista escapaba de su disciplina y se explayaba sobre la obra del conocido compositor. Sus manos se volvían elocuentes, su voz levantaba tono, sus ademanes eran más sueltos. El autor, hasta se daba el lujo de incurrir en el misticismo. Siempre llegaba a la conclusión de que el poder de Bach era la intuición, y su validez absoluta, que era un camino concreto, acá, se borraban todas las lineas, el proceso de hombre como tal era todo para el autor, un desarrollo intuitivo y lineal era ambos, respuesta y método, y su encuentro podría ser transmitido con el lenguaje correcto, de ahí, su búsqueda. Incontables noches Schuberstein se pasó escuchando los "vertiginosos acantilados sucesivos" tan frecuentes en la obra de Bach. El…

conectadisimo

en un momento la fluidez es tal que te abandonas a la idea de lo que está pasando, la música, la información, la interacción, se te ocurre una idea desde ahí y para ahí, entonces, dónde termino yo y comienza la web, la simbiosis instantánea de la multiplicación en cadena, la educación de la psique y el respaldo directo que me ofrece la posibilidad de buscar que la psique es "Conjunto de procesos conscientes e inconscientes propios de la mente humana, en oposición a los que son puramente orgánicos."que me permite continuar mi texto con la seguridad de que mi pensamiento, por más avanzado o rerasado que sea con respecto a otro, es lineal y lógico y por lo tanto está bien, y continúo, con otro impetu, acompañado clarividentemente por un cambio de ritmo de la musica, apoyada en un beat rápido y seguro, me permito cosas como duro, soledad, espacio, movimiento, rapidéz, fuerza, belleza, intencion colectiva, te escucho, tu voz es clara y fuerte, la dejaste para mí, y no está desper…

Hoy

Se me pasó el despertador, a mi mujer también. Empezamos los mates con una hora de retraso, tranquilos igual, yo anoche escribí bastante así que no me hago problemas, ella todavía tiene un par de horas para ir al trabajo. Ninguno se hace problemas. Pongo a calentar el agua mientras arreglo un par de cosas y enciendo la computadora. Queda budín del que hicimos anoche. Mate, budín, casero, noticias. El mar está negro. El cielo gris. Internet dice que va llover; yo hoy afuera tengo que correr y tengo que buscar leña. Estoy sin leña. Para hoy tengo. Salgo a correr primero, después busco leña. Nunca me gustó correr, lo mío siempre fue el agua y saltar la cuerda, mucha bici también. Pero tengo un amigo al que le va bien en la vida, y el corre, y no ha más que recomendármelo, cedí. Hay que ceder. Mi perra siempre conmigo, marca el paso. Camino de tierra, acacias florecidas. De ida voy viendo el monte, los pájaros, los árboles, de vuelta el mar, hoy negro. El cielo sigue amenazante. Hag…

Metempsicosis

metempsicosis, is from the greek, translate of the soul, los mismos ojos... pensó el señor Bloom, lo que me gusta, es la nada, pero me siento mal, estoy viviendo con un extraño, que fea sensación, la sensación de que el tiempo pasó en vano de que a pesar de todos los años no nos conocemos, no tienes idea, pero no reincarnation, eso piensa Bloom, que vivimos de cuerpo en cuerpo, que algunos hasta recuerdan, y después vuelve, metempsicosis y da un ejemplo de la cama, y piensa té antes que la leche, tres y seis, no sé, quién lee el Ulises, nadie, yo lo escucho, repite metempsicosis, y dice que algunos se podían pasar a un animal o un árbol y ahí Molly dice, huele a quemado, y si el señor Bloom había dejado algo en el fuego, un riñón, nada grave igual se le quemó un poco, nada más, con su té y su riñón, que desayuno glorioso que se come ese señor, pero qué mal que está de la cabeza, parece que está en otro lado, haciendo otra cosa, yo esta mañana me comí un desayuno excelente, también e…

El Acantilado.

Solo una vez que renuncié a todo, me encuentro haciendo exactamente lo que quiero. Misterioso comienzo, este que habla de una renuncia total y menciona el cumplimiento de un sueño. Pero después de todo, qué es un sueño, un anhelo, quién puede contra el presente en información. El sueño de escribir frente al mar se cumple en una vereda, en el suelo, en el más humilde de los cuadernos y con la más gloriosa de las vistas. Ahora mismo, mi mirada en conflicto, el papel que satisface mi intelecto, el tintinear de mis adentros, y la costa, y más allá la inmensidad, que sabemos finita pero igual nos es inconmensurable. Ahora parece propicio mencionar el sol y que es invierno, varias capas cubren mi cuerpo, el sol calienta el piso en el que escribo, ansío el mediodía y el astro en su máxima expresión.      Estoy en el punto más alto de este pequeño acantilado, que no corta la tierra como un capricho de algún Dios temperamental, sino que se deshace en pendientes que entregan posibilidad…

La educación del pequeño hombre.

El pequeño hombre encontraba que estar en su cabeza acompañado de un libro, era el mejor estado posible. Por algunos periodos era la música la compañera designada, pero el destino parecía conspirar en contra de esto, uno tras otro le robaban el dispositivo de turno, le robaron el walkman, el discman y el ipod, nunca le robaron un libro. Cualquier excusa era valida para realizar este estado de encuentro consigo mismo, porque lejos de hallarse alejado de la realidad, se encontraba mejor acompañado en esta.      Desde afuera podría parecer que el pequeño hombre no tenía nada para hacer, que perdía su tiempo en una espera sin sentido, en viajes ridículamente largos, quién toma dos autobuses cuando puede tomar uno. Esperaba a sus amigos mientras hacían sus trámites, esperaba a su novia mientras estaba en clase, esperaba a su madre mientras estaba en el médico. Una espera afuera era una vacación adentro. Su cabeza y las lecturas.
     Así el pequeño hombre pasa su tiempo en Buenos …

La muerte del tercer estado.

Al principio fue un poco difícil, pero solo un poco, con el tiempo, y poco tiempo, no solo me acostumbré sino que encontré que estaba infinitamente mejor, vivir solo, ha sido la mejor decisión que he tomado en vida.      Encuentro dos motivos principales. En primer lugar fueron tantos los problemas que desaparecieron al no tener pareja que por mucho que me afectara la soledad una simple repasada a algunos de esos problemas me hacían apreciar la situación en la que me encontraba, tener que lidiar conmigo mismo me es infinitamente más fácil que tener que lidiar con otros. En segundo lugar, es tanta la presión actual que tengo frente a mi pareja, cómo comportarme, qué decir, cómo actuar, cómo complacer, presión por todos lados, tanta que tener una pareja ya no sólo acarrea los problemas comunes de convivencia, sino que requiere tal nivel de adiestramiento mental que francamente no vale la pena.      Qué es vivir con otro después de todo, no estar solo y no tener que aguan…

Después de la lluvia.

Después de cada lluvia la playa es virgen. La arena nunca se empareja, nunca queda como el primer día, ese primer día en que la roca hecha polvo se acomodó bajo el agua y sobre el fuego. La arena no sabe emparejarse, pero si sabe borrar sus huellas. Cada cosa en su lugar, nunca como el principio, pero cada tanto como si no estuviera el hombre. Principio de todo y principio de cada vida, montado un ciclo menor en uno mayor, círculos cruzados, la materia es valiente, pero se rinde ante el ciclo, el tiempo es más poderoso que el espacio. Después de cada lluvia, se borran las huellas que el viento no pudo, el viento esparce, el agua moldea, la tierra y sus huellas, el fuego oculto. Todo es eterno menos la huella.

"Ulises" de Joyce es fácil de leer.

El "Ulises" de Joyce es fácil de leer, pero esto no es lo que se escucha, escuchamos lo contrario.      Basta sondear un poco en la bruma que generan alrededor de "Ulises" de James Joyce, para encontrarse con adjetivos como "difícil", "complicado", "exigente", el libro está rodeado de intelectuales que con grandes carteles de "cuidado" alejan y desalientan la lectura de aquellas personas que buscan algo accesible al momento de entretenerse con la lectura. Me parece increíble que esto pase, y encuentro dos posibles explicaciones, una, que no lo han leído, dos, que los intelectuales se quieren quedar "Ulises". Si es la primera, que lástima, si es la segunda, no, "Ulises" es de todos y no se lo pueden quedar.      La razón principal por la cual "Ulises" es tan accesible, es la misma por la cual uno puede disfrutar a Beethoven o del chocolate, es un producto armonioso. No es necesario ser m…

Entre las cuerdas.

I
- Alex, me lo puedes explicar de nuevo. - Si, pero no te compliques con los particulares, simplemente piénsalo así, un punto no puede hacer mucho, se mueve de cierta manera, genera ciertas cosas, pero es un punto, se puede mover como punto, listo, pero una cuerda puede generar otro tipo de movimiento, generando muchas variables, no sólo una. Entiendes? - Si, lo entiendo. - Bueno, entonces piensa en eso, si lo más pequeño que tenemos en el universo es un punto, eso generaría un movimiento de punto, y una relación con otros puntos, un poco limitada, ahora, si fuera una cuerda la relación con otras cuerdas sería mucho mayor, generando muchas más posibilidades. - Si, entonces. - Entonces nada, entonces eso, las cuerdas generarían otras dimensiones, otras cosas. - Y dónde están esas cosas? - Estarían acá. - Está bien, suena un poco a magia, pero está bien. Un poco como preocuparse si hay vida en otros planetas teniendo un muerto de hambre a la vuelta de casa. - No tiene…