Horus el Visionario.

     Yo vivo de la confusión. Todo el mundo está equivocado, y eso es lucrativo. Las personas viven tan dentro de la confusión, que de la única manera que se les puede llegar, es engañándolas. Por supuesto es dura la tarea de aquel que tiene que revelar la verdad, ya que su mejor herramienta, es la mentira, paradójico y frustrante. Son muchos los héroes que necesitan encubrir su hacer para desarrollar su talento, pero de todos los que conozco, el más extraordinario es Horus el Visionario. Yo tengo una tienda de disfraces, y la mayoría de mis clientes no vienen a buscar diversión, vienen a buscar implementos de trabajo.
     Si, claro está que Halloween cierra los números del año, pero es el día a día del trabajo común del engaño lo que mantiene el negocio a flote. Los conozco a todos, falsos policías, bomberos, maestras, delincuentes, vagabundos, muchas veces vivos y triquiñuelos, pero otras tantas, personas que pueden ver otra verdad y se ven condenadas a la mentira. Cómo dije antes, Horus el Visionario es el mejor ejemplo de ellos.
     He aquí un hombre que verdaderamente puede ver el futuro. Horus toma tu mano, te mira los ojos y con la celeridad y la firmeza de un hombre de verdad, te puede revelar las más intrincadas ramas de tu futuro. Una herramienta valiosa pensará usted, si, pero también una maldición. El poder de Horus solo funciona bajo una presión absoluta de mentiras. Por todos los medios ha intentado acceder a sus visiones en la presencia de un ambiente verdadero, pero por algún capricho del mismo dador de sus poderes, no se le da. Así que Horus tiene que recurrir al engaño y la mentira para ejercer de mensajero, mientras otros vienen a mí por decisión para conseguir una meta, Horus viene a cumplir su condena. Yo le proveo con batas de colores, sombreros puntiagudos, estrellas plásticas y varas plásticas que parecen de madera. A veces Horus prefiere un look de época, y es vestido con las mejores réplicas de los mejores trajes del pasado. A veces el mercado lo lleva a una cultura en particular. Así accede a su visión como Merlin, como Visionario de los años veinte o como un Jefe Indio, y nunca falta el muy popular Gurú. Pero los trajes no son suficientes. Horus debe promocionarse dentro de la mentira y con la mentira para que sus visiones sean certeras. Así que se anuncia entre los ladrones, los aprovechadores y los inescrupulosos, sus volantes cuelgan de los postes de luz más olvidados, y sus anuncios aparecen en los diarios más amarillentos. Pocos saben que esa visión que recogieron de un Merlin en una plaza, por unas cuantas monedas, es tan acertada como el presente mismo.
     No son pocos como Horus los que pasan por acá buscando la manera de mostrar su verdad, pero de todos, es el destino de Horus el que me parece más traumático.
     Pocos se pueden imaginar el sufrimiento del clarividente.

El Águila.

- Y El Águila?
- El Águila de la costa vive en conflicto; su instinto de sol y distancia, le hace ver el mar como un reto, pero su sabiduría milimétrica le impide emprender una batalla que sabe perdida. El Águila de la montaña vive centrada y en balance; su condición le permite acceder a cualquier distancia propuesta.  

Fragmento de "Cobarde".

Este es un fragmento de una novela que se llama "Cobarde". Se llama o se llamaba, no sé, la dejé inconclusa. La dejé sin terminar ...