Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2016

La aspiradora.

Necesito una aspiradora. Tendría que haber pensado en eso antes de mudarme, pero no lo pensé. Raro, me gusta la limpieza, es importante para mí. Cómo no pensé en la aspiradora. A lo mejor sí lo pensé pero no lo tuve en cuenta, no le di la importancia que ameritaba, no calculé bien el peso que iba a tener en el futuro. Hace tres meses ya que me mudé a este departamento, desde entonces mi situación económica ha empeorado drásticamente, en este momento una aspiradora es un lujo. El departamento, exceptuando la cocina, está alfombrado. Una alfombra ya gastada que parece que fue roja, o vinotinto, pero difícil saber ya cuál fue su color original, tiene algunas manchas, obviamente identificables. No calculé que en la pobreza lo mejor es la sencillez, tendría que haber visualizado este momento, conseguir algo más pequeño, con otros pisos, de otra manera. Las pelusas se apilan en las esquinas, hay pedacitos de cosas blancas por todos lados, pequeñas cositas, por todas partes. Tal vez si pudie…

YO SOY DIOS.

(Opinión)


     Cuando uno dice YO SOY DIOS, el ego activa un mecanismo de defensa que es la vanidad, o su otra cara la humildad. El ego activa este mecanismo de defensa porque está siendo atacado y está siendo derrotado con esa frase, ya que el ego vive de la comparación, de las medidas, de los limites, del miedo (que es límites) y Dios, cuando uno lo entiende, no como una cosa o una persona, sino como energía, luz blanca infinita, no tiene limites, no tiene comparaciones, no tiene mediciones. Entonces el ego se disuelve, no existe, está deshecho, y como el ego es un sistema, y la característica principal de todo sistema es preservarse a si mismo, el ego se defiende para preservarse, entonces activa mecanismos de defensa, y uno piensa "yo no puedo ser Dios", o "es vanidad si pienso que soy Dios" o algún otro"yo soy" que suplante el YO SOY DIOS que no lo incluye a él.       Así que bueno, cuando uno piensa o dice YO SOY DIOS, no hay que preocuparse frente…